Defendamos las lomas

ACUSAN AL “NEGRO MAMA” DE PROMOVER EL RACISMO

Publicado: 2010-04-11

                               (Imagen: Frecuencia Latina) "Seré negrito...¡pero tengo mi cerebrito! ¡Mama!", es la frase con la que no puedo evitar reírme cuando evoco en mi mente la participación del personaje conocido como “Negro Mama” en las caracterizaciones que realiza el comediante peruano Jorge Benavides en el programa de televisión “El Especial del Humor”, el que se difunde en el Perú los días sábados en horario de las 8.00pm a través de la televisora peruana Frecuencia Latina. Y todo hubiese permanecido así si no fuese porque la ONG Centro de Estudios y Promoción Afroperuanos - LUNDU envió recientemente una carta a los directivos de Frecuencia Latina para solicitar el retiro del mencionado personaje del contenido humorístico del mencionado programa. LUNDU sostiene que

(…) El Observatorio Afroperuano condena la reaparición del personaje “El Negro Mama” en el programa “El Especial del Humor” del día sábado 20 de marzo, que transmitió la empresa televisora Frecuencia Latina canal 2, por contribuir a reforzar el racismo hacia la población afroperuana. El personaje -que en esta ocasión ha representado a un hombre afro descendiente que protagonizó un robo millonario- ha utilizado estereotipos racistas y animalizantes que denigran a la población afro.(…)
Frente a esta situación resulta interesante verificar si la presentación del “Negro Mama”, en el programa cómico, es o no racista. Para llegar a la respuesta es conveniente revisar el concepto jurídico de racismo que es aceptado por la doctrina legal a fin de tener una óptica global sobre el tema. Actualmente en el sistema interamericano de derechos humanos se está trabajando un proyecto de Convención Interamericana contra el Racismo el cual espera salir a la luz cuando la voluntad política de los países miembros así lo decida. Dicho borrador de texto internacional es el que mejor define el término racismo y lo hace considerándolo como:
(…) cualquier distinción, exclusión, restricción o preferencia del reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de uno o más derechos humanos y libertades fundamentales, en cualquier ámbito de la vida pública o privada, sobre la base del establecimiento de un vínculo causal entre las características fenotípicas o genéticas de algunas personas por un lado, y sus rasgos intelectuales, de personalidad o culturales, por otro. Dicho concepto incluye el de racismo estructural que se refiere a un sistema en el que las políticas públicas, prácticas institucionales, representaciones culturales y otras normas funcionan de distintos maneras, con frecuencia afianzadoras, para perpetuar la desigualdad entre grupos raciales distintos. (…)
Es decir, racismo es toda conducta que teniendo como base la generación de una relación entre las características raciales de la persona y sus aptitudes individuales, utiliza esa relación para la afectación de su dignidad. En el Perú, como en mucho lugares del planeta, con una conducta abiertamente racista se estigmatiza de ignorantes, sucios, impuntuales, ineptos o se desprecia a quienes tienen influencias raciales de características negroides, asiáticas, mongólicas, etc., con el afán de denigrarlos por no pertenecer al grupo social mayoritario o por pura satisfacción morbosa, posición que, aparte de ser repulsiva, resulta totalmente ridícula. Con el racismo se llega a considerar inferior a una persona, en razón a una supuesta raza “mejor”, por el color de la piel, la forma de hablar, las características de los ojos, la forma de los labios e incluso por la forma de las manos. ¿Quién no ha oído alguna vez alguna expresión racista contra la raza negra o contra los chinos, atribuyéndoles capacidad de pensamiento limitada a un horario o malos hábitos de higiene sin siquiera darse cuenta que con esas expresiones se llega a lesionar la dignidad de la persona afectada?. Si bien es cierto toda conducta racista debe ser repelida por la sociedad y considerada como abyecta a ella, también se debe de tener en cuenta que no toda conducta que haga notar alguna característica racial particular en una persona o grupo de personas debe necesariamente ser racista, ya que muchas veces en el contenido de nuestras expresiones verbales e incluso en las no verbales podemos resaltar alguna característica particular sin que por ello se le esté afectado a alguien con un impresión racista. Tal es el caso de expresiones de uso en el Perú como cholo, chino, paisano, negro o zambo, que incluidas dentro de un contexto comunicativo normal puede ser usadas en expresiones coloquiales e incluso amistosas. ¿Quién no ha usado la palabra cholo para dirigirse a algún amigo cercano en señal de afecto?. O ¿quién no se ha referido al “Zambo” Cavero con afecto y respeto sin que con ellas expresiones se le esté denigrando como persona?. Incluso la palabra gringo, es usada mucha veces en nuestra sociedad con el afán de referirse a una persona de raza caucásica pero sin el contexto lesivo de su uso original con la que fue ideada. Lo cierto es que el racismo solo se puede entender como existente cuando se trata de conductas o actitudes desplegadas o vertidas con ánimo racista, es decir, con la intención de denigrar a alguien en razón a las diferencias que, por cuestiones raciales, pueda tener frente al titular de la expresión racista. Ahora bien, la pregunta sería: con la caracterización cómica realizada en el programa “El Especial del Humor” del personaje “Negro Mama” ¿se está denigrando a la raza negra?. La respuesta pasa por verificar cuál es la finalidad de la representación del personaje y cuáles son las conductas, características y expresiones de los que está revestido. Para ello, he querido establecer algunos cuestionamientos que permitirán hallar la respuesta. 1. El personaje “Negro Mama”, ¿representa en sí mismo una afrenta a las personas de raza negra?: La respuesta es negativa, ya que los rasgos físicos que se atribuyen en la caracterización del personaje son perfectamente relacionados con las de personas de raza negra y no se han aplicado rasgos denigrantes en ello. 2. Las expresiones verbales y no verbales del personaje “Negro Mama”, ¿son denigrantes a la raza negra?: La respuesta también es negativa, ya que, si bien es cierto, reflejan la capacidad de una persona de

nivel intelectual medio – bajo, ellas también pueden ser perfectamente atribuibles a representaciones de personajes de raza caucásica o asiática. Recordemos que en el mismo programa cómico se representa a una Congresista de la República de raza caucásica con características infantiles y de debilidad mental y en ningún momento se ha podido pensar que con ello se estigmatiza a toda la raza caucásica de ineptos e infantiles. 3. El personaje “Negro Mama”, por su condición de origen negra, ¿ha representado características que denigren a los integrantes de dicho tronco racial?: En este punto es necesario explicar más ampliamente la respuesta, ya que si se tratase de una caracterización con intención racista podríamos decir que la respuesta es afirmativa. Sin embargo, tratándose de una cauterización sin ánimo o voluntad racista y únicamente con intención de comicidad, por tratarse de un programa cómico y no de un pronunciamiento político,  no se advierte algún tipo de práctica racista en ella. [youtube=http://www.youtube.com/watch?v=TlMqNHBb4gM] El derecho a la dignidad de la persona y a la no discriminación por motivos raciales no pueden ser lesionados. Incluso, el ejercicio de la libertad de expresión y difusión del pensamiento por los medios de comunicación (como es el caso del programa El Especial del Humor) se encuentra sometido a la obligación de respetar dichos derechos fundamentales, ya que por más libertades que sean no constituyen derechos absolutos, pero tampoco se puede atribuir a toda expresión que se refiera a características raciales el etiquetado de actos discriminatorios per se, ya que , en ese caos, estaríamos catalogando de racistas mucha expresiones de común uso sin que en realmente lo sean. El personaje “Negro Mama”, a mi juicio, únicamente constituye la representación de alguien que sufre problemas económicos (los cuales sufren también chinos, caucásicos, mongoles o indios) y que utiliza la picardía peruana típica y sus habilidades para afrontar y quizás solucionar los problemas a los que se enfrenta, de los cuales por cierto, en todos las presentaciones hechas en la televisión, ha sabido salir librado usando “su cerebrito”. Muchas veces las ONG de derechos humanos incurren en exceso de celo en las actividades que realizan y muchas otras también pretenden ser “sensores” de la conducta de la ciudadanía. La promoción y protección de los derechos humanos no puede ser intolerante con el libre ejercicio de algunos de los derechos que se pretende promover y proteger: la libertad de expresión y la libertad de difusión del pensamiento; en tanto éstos se ejerzan dentro de un marco constitucional de respeto a los demás derechos fundamentales. Todo acto racista es abominable a todas luces, pero también se debe tener en cuenta que un exceso de sensibilidad o susceptibilidad en algunos temas, sobre todo en uno tan delicado como lo es el racismo, puede ocasionar apreciaciones subjetivas que empañan la justa razón o quizás auto-estigmatizaciones no advertidas. Dejemos que Mama siga siendo “Mama”; un personaje gracioso, libre y descontaminado de censuras basadas en criterios subjetivos y poco razonables. Seamos tolerantes incluso con lo que no nos pueda agradar. Y todo ello sin dejar de lado las acciones de protección de las personas contra el racismo, la marginación y en general de la discriminación. “Mama” debe seguir al aire porque resulta ser un personaje cómico que representa situaciones del acontecer nacional desde la óptica del comediante, una óptica desinhibida y muchas veces osada, pero que al final de cuentas, contribuye a que los televidentes, sea cual fuese su raza u origen, se constituyan en una sola masa de espectadores que sin pensar en camisetas, colores u orígenes, la pasan bastante bien frente al televisor, al menos por unos minutos.


Escrito por

Alexander Bazán Larco

http://www.alexbazanl.me


Publicado en

FEBRERO TRECE

opinión, derecho, política, noticias